Reflexiones y experiencias de una hospitalera

Asun Apesteguía, responsable del albergue municipal de Estella escribe un artículo en la revista Ruta Jacobea de la Asociación de amigos del Camino de Santiago de Estella contando parte de sus reflexiones y experiencias.

Nos dice que el año pasado los Italianos fueron los que más visitaron el albergue. Les siguieron los coreanos, americanos, alemanes y franceses, los cuales, estos últimos, van bajando posiciones con respecto a otros años.

También cuenta que países como de Brasil o Australia acuden más que de  ciertos países europeos como Suiza o Bélgica. Algo Chocante.

Resalta como acudieron un grupo de Dinamarca, monitores y discapacitados. En total 35 personas. Le llama la atención la valentía de tener que venir desde allá con semejante responsabilidad. Por supuesto que no les faltaban sus furgonetas de apoyo acondicionadas especialmente para esta aventura. Pero aún así…

También cuenta como anécdota, que en Semana Santa estuvieron por aquí también los reyes de Bélgica. No se quedaron en el albergue pero sí entraron a sellar la credencial. El séquito que llevaban era impresionante.

Cómo no, le hace cierta ilusión cuando regresa al camino un peregrino que te reconoce después de haber estado muchos años sin aparecer por aquí. Recuerda a un peregrino coreano que igualmente se acordaba de ella y con mucho cariño hasta le besó la mano al reconocerla.

Otra de las anécdotas que cuenta es la de un chico francés que hacía el camino descalzo. Decía que ya estaba acostumbrado. Que llevaba ya 2 años andando de esa manera y que ya estaba acostumbrado. Que lo peor que llevaba era cuando llovía. Según le contó, decía que vivía prácticamente sin dinero y reflexiona diciendo que de esa manera se da cuenta de las “pocas cosas que hacen falta para vivir”.

Reflexiones y experiencias de una hospitalera en el albergue municipal de Estella

 

Buen Camino!!!